El Córdoba Club de Fútbol, su presidente y su Junta Directiva lamentan profundamente el fallecimiento de Don Rafael Campanero Guzmán, socio número 1, Presidente de Honor y una de las figuras más importantes de la entidad desde su fundación en 1954. El Córdoba CF quiere, igualmente, expresar sus condolencias a todos sus familiares y seres queridos, así como a todo el cordobesismo, puesto que el legado que deja es incuestionable.

Nacido en Almodóvar del Río en 1926, la historia del Córdoba CF no se entiende sin la figura de Rafael Campanero, que ha estado ligado a la entidad desde su creación y que ha participado en la vida del club siendo ojeador, delegado, entrenador, directivo y presidente, cargo que ocupó entre 1969 y 1975, desde 1983 a 1986 y entre 2006 y 2009.

Durante sus distintas etapas en el club blanquiverde, logró tres ascensos: a Primera División (1970-71), a Segunda B (1984-85) y el último en la campaña 2006-07, cuando devolvió al equipo a Segunda División.

En el currículum de Rafael Campanero, hay que hacer especial mención a su condecoración con la Medalla de Oro de Córdoba. Orgulloso de su ciudad, de su familia y fiel a sus colores que siempre llevaba por bandera, había renovado su carnet de abonado para la próxima temporada hace tan solo unos días.

Este lunes 20 de junio, se celebrará el funeral por el descanso de su alma en la Iglesia de la Compañía, a las 10.00 horas.