Pablo Villa atendió a los medios en la mañana del martes en sala de prensa. El madrileño relató que «tengo más o menos claro a quién puedo poner mañana, pero puede dar la sensación de que hay jugadores más o menos importantes y eso no es así porque todos son iguales. Intentaré hacer un equipo competitivo para poder ganar el partido».

Apuntó igualmente el técnico –que tras el entrenamiento dará la convocatoria para el choque- sobre el encuentro del domingo en Eibar que «hay que analizar los errores y ver que hay que hacer mucho más para ganar. La tristeza me dura que volvemos, al día siguiente mi intención es pensar en positivo. Cometí errores, pero son un grupo de jugadores que lo dan todo. Entrenan muy bien, compiten, son solidarios… y cuando tienes una derrota que se puede entender como injusta me duele por ellos porque su trabajo no se vea recompensado».

Sobre el rival, resaltó «el hecho de que vengan Juan Domínguez, Bergantiños, Laure, los dos porteros… además, su filial está en Tercera y estuvo a punto de subir y los que vengan de la cantera querrán demostrar su potencial. Da la sensación de que no se parecerá mucho al partido de Liga porque habrá muchos cambios, pero la idea de cada equipo no cambiará. Espero un sistema parecido al del partido de Riazor».

Igualmente espetó que «cuando uno se pone la blanquiverde sea oficial o amistoso tiene que jugar para ganar. Es la única manera de crecer. El partido de Copa no es un obstáculo para nada. El jugador profesional es el que se sobrepone a obstáculos».